Santa Magdalena de Canossa

Celebración, vida, obra y oración de Santa Magdalena de Canossa

¿Cuándo se celebra Santa Magdalena de Canossa?

Santa Magdalena de Canossa es un Santa cuya celebración se realiza el 10 de abril. Normalmente las Magdalena suelen celebrar su santo el día 22 de julio, que es el día de Santa María Magdalena.

¿Cuándo nació y falleció?

Santa Magdalena de Canossa nacio el 1 de marzo de 1774 en Verona, en Italia. Falleció el 10 de abril de 1855 en Verona, en Italia.

¿Quién fue Santa Magdalena de Canossa?

En Verona, en el territorio de Venecia, Santa Magdalena de Canossa, virgen, que espontáneamente renunció a todas las riquezas de su patrimonio para seguir a Cristo y fundó un instituto doble: el de las Hijas y el de los Hijos de la Caridad, para fomentar la instrucción cristiana de los niños.

Magdalena de Canossa comienza su obra a los 35 años, después de una larga y sufrida búsqueda de la voluntad de Dios sobre ella. Nace en Verona el 1º de , marzo de 1774 en una familia noble y rica: es la tercera de seis hermanos. A través de etapas dolorosas como la muerte de su padre, el abandono de la madre, la enfermedad, la incomprensión, el Señor la conduce hacia caminos imprevisibles que Magdalena trata, trabajosamente, de entender. A los 17 años cree ser llamada a la vida de clausura y emprende dos veces la experiencia del Carmelo.

Cómo vive

El Espíritu de Dios la mueve interiormente hacia una vida de donaciones a los hermanos necesitados que las rejas le impedirán alcanzar. Vuelve al hogar y, obligada por acontecimientos familiares dolorosos y por trágicas situaciones históricas de fines del Setecientos, encierra en el corazón su sueño de ofrecimiento a Dios y al prójimo. Vive en el Palacio Canossa aceptando la administración del vasto patrimonio familiar y prometiendo a su tía, en el lecho de su muerte, ser madre adoptiva de su hijito.

Qué sueña

En su incansable actividad y fuerte responsabilidad familiar, Magdalena encuentra el tiempo de intensificar la oración, la contemplación diaria del amor de Cristo en la cruz y de la Virgen Dolorosa. Encendida con el fuego de la misma Caridad de Dios, se abre al grito de los pobres hambrientos de pan, de instrucción y de Dios. Magdalena mira desde su palacio la miseria de los barrios periféricos de Verona donde las repercusiones de la Revolución Francesa, las diversas dominaciones de emperadores extranjeros y las Pascuas Veronesas habían dejado signos evidentes de devastación y de sufrimiento humano.

Qué realiza

Frente a tantas necesidades Magdalena se siente impotente. Busca y encuentra a las primeras compañeras que aceptan la invitación de compartir su vida de pobreza y de caridad incondicionada. En 1808, superadas las últimas resistencias familiares, deja el palacio Canossa para dar comienzo, en Verona, a aquello que interiormente reconoce como voluntad de¡ Señor: servir a Cristo en los pobres. La caridad es fuego que se dilata y Magdalena abre el corazón a las urgentes necesidades de otras ciudades, como Venecia, Milán, Bérgamo, Trento.... donde en pocas décadas funda Casas y manda Hijas, ya numerosas.

Magdalena obtiene la aprobación de las Reglas en 1828. Muere en Verona asistida por sus Hijas, el viernes de Pasión, 10 de abril de 1835. El 7 de diciembre de 1941 es proclamada Beata por Pío XII. El 2 de octubre de 1988 es proclamada Santa por Juan Pablo II.

Madre abierta al mundo

El espíritu de las Hijas de la Caridad Siervas de los Pobres, es el de estar desprendidas de todo y dispuestas por el servicio divino, a ir a cualquier lugar, aun el más lejano. Animadas por el espíritu de Magdalena las Hijas de la Caridad en 1860 parten hacia el Extremo Oriente para llevar a los que no creen el anuncio de que el Padre, en Cristo Jesús, ama a todos los hombres del mundo. Hoy el Instituto de las hijas de la Caridad está presente en los cinco Continentes y las Hermanas son cerca de 4.000.

Hijos de la Caridad

Magdalena de Canossa es Madre no sólo de Hijas sino también de Hijos.

Ellos, durante un siglo, permanecieron siendo una sola comunidad de religiosos, en la continua incertidumbre de poder sobrevivir; lograron mantener vivo, a pesar de las muchas dificultades, el ideal de Magdalena y trasmitir como herencia preciosa, un espíritu de humilde y generoso servicio a los pobres y a los pequeños. Hoy los Hijos de la Caridad están en continuo aumento y llevan con la fuerza del sacerdocio el nombre y el amor de Cristo a los hermanos de Italia y de más allá del Océano.

Asociación «Laicos Canossianos

La vitalidad del don carismático de Magdalena ha hecho surgir laicos llamados a vivir el Carisma del Amor más grande en las realidades temporales. Hombres y mujeres que permaneciendo en la condición laical, comparten su espiritualidad, su estilo de vida y su gran pasión: “Sobre todo hacer conocer a Jesús” Hoy los Laicos Canossianos forman una asociación pública de fieles aprobados por la Iglesia, y se encuentran animados por las Hijas de la Caridad, en los distintos países del mundo en donde está la Familia Canossiana.

Misioneras Seculares de Santa Magdalena

Del gran árbol de la Familia Canossiana ha brotado en el año 1997 las Misioneras Seculares de Santa Magdalena de Canossa. Llamadas a vivir la consagración el mundo, buscan concretar el anhelo de la Fundadora: “Hacer conocer y amar a Jesús” anunciándolo gozosamente a todos, en particular a los más pobres, a través del testimonio de la evangelización propia de la secularidad. La Iglesia las reconoce como Asociación de Fieles el 15 de septiembre de 1997.

Canonización, Beatificación y hechos venerables

No se tienen datos sobre sus hechos venerables, su beatificación o canonización.

¿Su nombre tiene algún significado?

No, Magdalena es un nombre sin ningún significado.

¿Cuál es su nombre en otros países del mundo?

No existen santos relacionados en otros países del mundo.

¿Existe alguna oración específica para Santa Magdalena de Canossa?

Oración a Santa Magdalena de Canossa

Dios Omnipotente y Eterno que das a tus Santos una gran luz y un fuerte sostén para la debilidad humana, dígnate escuchar nuestra oración por intercesión de Santa Magdalena de Canossa. Danos la gracia de seguir a Cristo humilde y pobre y de caminar, como María, en la fidelidad a tu Palabra, para llegar hasta Ti y participar un día de tu gloria con todos los santos. Por Cristo Nuestro Señor.

Santa Magdalena de Canossa

Subir

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener información estadística y mostrarte publicidad personalizada. Al navegar por nuestro sitio o utilizar nuestros servicios, aceptas su uso Más información