Beata María Teresa Kowalska

Celebración, vida, obra y oración de la Beata María Teresa Kowalska

¿Cuándo se celebra Beata María Teresa Kowalska?

Beata María Teresa Kowalska es un Santa cuya celebración se realiza el 25 de julio. Normalmente las María suelen celebrar su santo el día 15 de agosto Asunción de la Virgen María.

¿Cuándo nació y falleció?

Beata María Teresa Kowalska nacio en Varsovia, en Polonia. Falleció el 25 de julio de 1941 en Dzialdowo, en Polonia.

¿Quién fue Beata María Teresa Kowalska?

En el campo de concentración de Dzialdowo, en Polonia, beata María Teresa Kowalska, virgen de la Orden de las Clarisas Capuchinas y mártir, la cual, encarcelada durante la ocupación militar de Polonia, permaneció firme en la fe, alcanzando la vida eterna.

Violeta escondida, tan escondida que hasta se perdió el día de su nacimiento (que fue en 1902) y los nombres de sus padres y probables hermanos. Siendo ella joven, su padre fascinado por el socialismo ateo, emigró de Varsovia a la Unión Soviética.

Ingresó ella en las Clarisas Capuchinas en 1923, "con la conciencia de reparar la culpa de su familia, contagiada por el ateísmo", y tomó el nombre de Sor María Teresa del Niño Jesús. El 2 de abril de 1941 los alemanes irrumpieron en el convento y arrestaron a las 36 religiosas, que fueron llevadas al campo de concentración de Dzialdawo. "Yo no saldré ya de aquí; ofrezco mi vida para que las hermanas puedan retornar al convento". Murió el 25 de julio de 1941. Dos semanas después, el 7 de agosto, las hermanas fueron dejadas libres.

Canonización, Beatificación y hechos venerables

No se tienen datos sobre sus hechos venerables, su beatificación o canonización.

¿Su nombre tiene algún significado?

No, María es un nombre sin ningún significado.

¿Cuál es su nombre en otros países del mundo?

Mieczyslawa Kowalska

¿Existe alguna oración específica para Beata María Teresa Kowalska?

Oración a Beata María Teresa Kowalska

Teresa Kowalska,
violeta escondida,
la sangre ha sellado
tu sí de novicia.

Al pie del altar
tu anhelo decías,
y Dios inmolado
don suyo lo hacía.

Entre tus hermanas
tú fuiste escogida,
Jesús, el Esposo,
buscaba una víctima.

Todas juntas erais
pan de Eucaristía,
la voz de la Iglesia,
que alaba y expía.

Y por tus hermanos
tu vida vertías;
en tu corazón
Dios los bendecía.

¡Oh Cristo esplendente
de bellas heridas,
Cordero de Pascua,
festín de delicias,
a ti, de tu Padre,
la dulce caricia;
a ti, del Espíritu,
la eterna sonrisa! Amén

Beata María Teresa Kowalska

Subir

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener información estadística y mostrarte publicidad personalizada. Al navegar por nuestro sitio o utilizar nuestros servicios, aceptas su uso Más información